El marketing (de cualquier tipo) es el tipo de estrategia que utilizamos para crear publicidad para algún proyecto personal o colectivo, con intención de aumentar el número de seguidores y clientes para que las ganancias sean mayores. El marketing por lo general suele llevarse a cabo por medios digitales, permitiendo lograr un mayor alcance capaz de llegar a muchas más personas.

Hay muchas razones por las que la relación de marketing y cliente juega un papel de bastante peso cuando un negocio debe prosperar, por lo que el tipo de marketing que se utilice debe atraer al público deseado basado en los gustos de cualquier grupo, es decir, es necesario basarse en el gusto colectivo para atraer a los grupos grandes a un negocio.

Tipos de marketing

Antes de entrar en el tema de relación entre el marketing y la opinión de los clientes, lo principal es conocer los tipos vigentes que se pueden llevar a cabo, entre los que contamos:

Marketing tradicional

Se ubica como el más antiguo, siendo este el único que no se vale de redes sociales para su publicidad. Se utilizaban principalmente medios impresos, la televisión y radio como herramientas de difusión, por lo general para productos y servicios.

Marketing digital

Vendría a ser el más actualizado y usado hoy en día, se vale de las redes de internet para difundir la publicidad, abarcando múltiples estrategias que funcionan eficientemente al atraer la atención de diferentes clientes.

El marketing digital incluye publicidad en redes sociales, por email, entre algunos otros, todos valiéndose de plataformas con conexión de red para que la difusión de la publicidad se expanda.

Marketing verde o ecológico

Es aquel con el que promocionan productos agradables con el ambiente y que aportan a la protección del planeta, siendo una gran opción de publicidad para los más interesados en el cuidado de la naturaleza.

Marketing corporativo

Trabaja dentro de tu misma empresa, teniendo como propósito principal que cada empleado (de cualquier rango) se sienta más incentivado a cumplir con sus obligaciones, aumentando la productividad en gran medida.

Geomarketing

Se enfoca en zonas específicas, cubriendo las necesidades o gustos de las personas de dicho entorno para mejorar las ventas, tomando como base el consumo, requerimientos y gustos generales.

Neuromarketing

Por el momento es una estrategia que no se ha podido llevar a práctica completamente, sin embargo, une la ciencia y la publicidad, buscando conocer del todo la mente del consumidor para ofrecer los mejores productos, aunque aún se encuentra en desarrollo.

El valor del cliente

Al hablar del valor del cliente, se señala su impacto en la empresa, compañía o negocio, que ha podido atraer a dicho cliente gracias al marketing; es decir, su valor vendría a ser el aumento que se genere en los ingresos y en la popularidad.

El valor de un cliente es fundamental para cualquier entidad, siendo los principales (y en ocasiones únicos) ingresos que sustentan el sistema con el que se trabaja; por esta misma razón, emplear el marketing de la forma correcta genera además de una popularidad creciente para la compañía, un aumento en los futuros clientes, los ingresos y la expansión de la misma.

La mejor manera de obtener popularidad (sin contar el mismo marketing) es dándoles servicios, productos y/o atención de la mejor calidad a cada cliente; lo que supondrá un gran número de reseñas y opiniones positivas, que atraerá a muchas más personas, incluso sin invertir expresamente en el marketing.

Los clientes juegan el papel más importante para cualquier entidad, dándoles el impulso necesario para crecer, teniendo bastante relevancia en conjunto con el marketing, para lograr cumplir las metas que se hayan planteado a corto o largo plazo, generando lo necesario para llegar a dicho punto.

El marketing y el valor para el cliente

Relación entre el marketing y el valor para el cliente

El marketing se basa principalmente en complacer los deseos y necesidades que los consumidores tengan, los cuales como entidad (ya sea empresa, negocio, servicio), debes cubrir de la mejor manera posible, otorgando además calidad que garantice la satisfacción total de cada cliente.

Con el marketing, se plantean las metas y propósitos que se quieren lograr, la expansión y territorios que quieren alcanzarse también deben ser definidos, creando ofertas que atraigan al mayor público posible en un plazo de tiempo que hayas establecido previamente, teniendo como principal enfoque lograr crecer como negocio.

Dependiendo del tipo de enfoque que se le dé a los servicios y productos en venta, se obtendrán tipos de crecimiento diferentes; tomando en cuenta la relación marketing y cliente, los crecimientos pueden ser:

Crecimiento intensivo

Este inicia con formarse en el mercado, hasta lograr diversificarse en un negocio mucho más grande.

Crecimiento integrado

Este tipo de crecimiento lo llevan a cabo empresas con experiencia que buscan expandirse dentro de su propio campo de operación.

Crecimiento diversificado

Se pueden utilizar diferentes medios para lograr la principal finalidad, el reconocimiento de la empresa y el aumento en clientes e ingresos.

Cada entidad llega a uno de estos crecimientos con ayuda de los clientes, por esta misma razón, la relación entre el marketing y la clientela se vuelve bastante influyente. Al tener la satisfacción de los clientes como una de las principales prioridades, la posibilidad de lograr el éxito aumenta considerablemente con relación al comercio, donde esto es delegado a un segundo plano.

Beneficios de una buena relación entre el marketing y el valor para el cliente

Al equilibrar positivamente ambos aspectos de una compañía, se puede obtener el éxito, no solamente gracias al crecimiento obtenido, sino también gracias al gran impacto que genera el buen servicio en cada cliente, lo que puede aprovecharse positivamente.

En la actualidad, el marketing digital fija una gran diferencia para que los negocios aumenten su popularidad, creando un gran número de nuevos clientes. Principalmente en restaurantes, tiendas de ropa o calzado y comerciantes de productos de belleza, el marketing digital les brinda la oportunidad perfecta para llegar a más clientes, ofreciéndoles productos y servicios de calidad para nada desdeñables.

El marketing y el valor para el cliente es una de las relaciones con mayor importancia para cada comercio, siendo la manera de marcar su verdadero valor en el mercado, haciéndolo un negocio próspero en el mejor de los casos, o ayudando a su expansión progresiva y gradual para la satisfacción de la mayor clientela posible.