Los procesos de compra y venta han estado presentes en las sociedades donde se ha desenvuelto el ser humano durante siglos. Dependiendo de la época se han tenido que adaptar estos mismos, y en consecuencia han evolucionado para cumplir con expectativas de mercado. Actualmente vender online no es un tema innovador como lo pudo haber sido hace un par de décadas, sino que más bien es algo que ya se ha consolidado en las rutinas de la persona promedio.

Hoy en día, en internet se puede encontrar un amplio mercado que ofrece bienes y servicios variados que abarcan prácticamente cualquier necesidad. A pesar de que existe mucha competencia y hay muchos vendedores experimentados o profesionales, involucrarse en el campo de las ventas en la red puede ser una inversión de tiempo y esfuerzo que podría resultar exitosa a mediano y hasta corto plazo. Sin más nada que añadir, aquí en contramarketing.com, tenemos algunos consejos por si deseas iniciar en este mundo.

Para vender online necesitas conocer a tu público

La ambición de un vendedor puede servir como una gran motivación al comienzo. Apelar a la mayor cantidad de consumidores puede parecer la mejor manera de garantizar el éxito en un negocio. Sin embargo, los potenciales compradores en línea no desean satisfacer todas sus necesidades en un solo sitio.

Especializarse en un mercado específico permite a las personas poder desarrollarse mejor en una respectiva área y por lo tanto ofrecer mejores servicios. Una vez que se haya obtenido una idea clara de qué es aquello que desea comprar un público determinado, se puede trabajar en base a esa información y proponer la mejor versión del producto que se quiera vender.

Para alcanzar este objetivo particular de conocer la audiencia, se deben conocer rasgos característicos de la demografía, como lo serían:

  • La edad: Es de esperarse que los intereses varíen de acuerdo a la edad de una persona. Un niño, un adolescente y un adulto probablemente tienen prioridades distintas, por lo que saber a qué rango de edad apela lo que se ha de vender es vital.
  • El género: Un vendedor debe tener presente que muchas veces los gustos varían dependiendo del género de la clientela. No obstante, hay productos unisex que no requieren un estudio tan amplio en este sentido.
  • Situación económica y geográfica: Tal vez estos aspectos no parezcan tan influyentes, pero pueden servir para dar una idea de lo que busca o compra más frecuentemente una población. De acuerdo a su cultura uno puede determinar ciertos patrones. Un ejemplo claro de este fenómeno seria la ropa, no en todos los países estaría de moda las mismas vestimentas.

Cómo encontrar el público adecuado al vender online

El llamado “target” o público objetivo puede facilitar las ventas de una empresa, ya que se conoce a quién se le hacen dichas ventas. Averiguar las características de tu público se puede lograr mediante distintos métodos, como encuestas televisivas o de radio, pero también se puede recurrir a una alternativa más moderna como las  redes sociales y otras aplicaciones.

Conseguir al cliente idóneo puede transformar potenciales consumidores en fanáticos leales que recomendaran el producto o la empresa a otros potenciales clientes. Conociendo los intereses del cliente se puede crear una conexión entre vendedor y comprador. Muchos expertos en el tema de las ventas aconsejan crear un vinculo emocional con los posibles consumidores para que el cliente pueda sentirse cómodo y hasta sentirse identificado.

Tener metas claras y crear una estrategia

Entrar a un mercado donde abunda la competencia es amenazante y se vuelve todavía más complicado para los que quieren entrar en el ámbito de las ventas online sin una planificación previa. Es necesario tener una idea bien definida de qué se busca lograr y elaborar una planificación basada en esos objetivos. Las diferentes empresas que forman parte del mercado pueden tener metas que parecen diferentes entre sí. No obstante, la mayoría siempre tendrá un estándar generalizado sobre cuáles son sus objetivos y cómo conseguirlos.

Saber cómo comunicarte con el cliente una vez que ya se conocen características como su comportamiento, lenguaje e intereses, puede ser fundamental para concretar una venta. Por muy bueno que sea el producto si este no genera interés en el cliente o no tiene una buena publicidad, su potencial/impacto será mucho más limitado.

La publicidad y los canales de comunicación son fundamentales para el éxito, por lo tanto una buena campaña publicitaria es indispensable para hacer que lo que se esté vendiendo pueda llegar a las personas y les guste. Ya sabiendo cual es el target de tu producto puedes comunicarte por donde sea más conveniente.

Vender online

Hoy en día es muy común ver grandes negocios que no tienen la necesidad de recurrir a la televisión para publicitarse, con utilizar las plataformas en línea como páginas web o las redes sociales, puede ser suficiente. Otro fenómeno que actualmente está en vigencia y parece funcionarles a grandes y medianas empresas es la contratación de los “influencers”.

Plan de ventas

Una vez se tengan cubiertos los detalles más importantes como lo son el target y las metas de la empresa, se debe realizar un plan de ventas que tendrá en cuenta todos los demás aspectos que ya se saben con anterioridad. Los planes y los modelos de venta plantean estrategias que todo el equipo puede ir aplicando a medida que pasa el tiempo. Los emprendedores piensan un plan con el cual se guiaran y han de seguir durante el transcurso de años.

Los planes en ventas generalmente persiguen  metas como:

  • Segmentación: Hallar el target y analizar el mercado.
  • Estimar las proyecciones de mercado: Si el mercado es lo suficientemente grande o tiene potencial a futuro.
  • Estimación de recursos, presupuesto y capital disponible: Tareas atribuidas al equipo administrativo de la empresa.
  • Tener un plan de contingencia: Hacer estimaciones sobre los posibles riesgos que puedan aparecer.

Teniendo una buena preparación previa te puedes ahorrar muchos errores y pérdidas que puedan surgir durante la experiencia al vender online. Sabiendo cómo abordar a tu público, como comunicarte con el mismo y con una buena estrategia diseñada considerando cada detalle, el triunfo de tu idea en el mercado será posible y más sencillo.