Al proponernos un nuevo negocio y proyectarnos hacia un crecimiento comercial exponencial es central enfocarnos no solo en la mercancía o servicios que hemos de ofrecer sino también en los potenciales clientes que queremos captar. El éxito de todo buen negocio está sin dudas en el número de clientes que atraiga. Atraer buenos clientes se traduce en ventas, por eso aquí venimos hoy a hablarte de los 10 secretos imprescindibles para atraer buenos clientes y no morir en el intento.

La importancia de los clientes dentro del negocio

El crecimiento de un negocio está estrechamente relacionado con la presencia de clientes. Se considera una prioridad y por esa razón es que siempre sus necesidades y satisfacción siempre van primero. En realidad, todo plan de un negocio se crea en torno a este personaje clave, y asegura su existencia. Puede considerarse como el activo más importante de una empresa.

Atraer buenos clientes

Si se desea hablar de ventas, el cliente forma parte esencial de la ecuación. Es la persona o entidad a la que se busca complacer. Y si no se genera la reacción deseada, puede llevar al fracaso del negocio. Por eso, su felicidad es un factor de éxito. Pero para lograrlo, necesitas conocerlo y entablar una relación comercial sólida y de confianza.

Aunque mientras mayor sea el número de clientes que tengas a tu disposición, debes saber escoger. Atraer buenos clientes permitirá crear una reputación positiva dentro del mercado. Y para reconocerlos, necesitas conocerlos y obtener suficiente información para satisfacer sus necesidades. La comunicación y empatía permitirá que estos se acerquen a ti y se conviertan en clientes permanentes. Siempre actúa natural sin dejar de lado lo profesional.

Diferencias entre los buenos clientes y los malos clientes

Si bien se habla de la prioridad del cliente, no hay que olvidar que un negocio debe escoger su clientela para asegurar su éxito. Y con esto se hace referencia a permitir la permanencia únicamente de los buenos clientes. Pero hay que saberlos diferencias adecuadamente para enfocarnos únicamente en ellos. Por lo general, los malos clientes suelen interferir en el proceso, hasta el punto de no concretar las ventas.

Estas personas suelen mostrarse indecisas en todo momento. No están realmente seguros de lo que en realidad quieren, y tampoco permiten que el vendedor los ayude. Suelen encerrarse en sus ideas evitando aceptar opciones más factibles. Y  por lo general, se ven acelerados queriendo realizar compras casi de inmediato. Esto puede provocarles decepciones si lo que buscan al final no llena sus expectativas.

En cambio, los buenos clientes son más flexibles. Escuchan al vendedor y buscan su asesoría cuando no están seguros de algo. Para ellos, la comunicación es la clave de un buen proceso de compra-venta. No solo se dedica a buscar información sino que la ofrece para permitirte trabajar adecuadamente. Y sobre todo, busca recomendar el negocio para que otros dispongan de los productos y servicios.

No puedes evitar que los malos clientes se te acerquen. Pero puedes enfocarte en permitir que los buenos se conviertan en tus clientes permanentes. El resto solo requerirán de tus servicios al momento. Lo cual es una ventaja, ya que te permitirá concentrar tu atención en aquellos que llevarán al éxito tu negocio.

Ideas para atraer buenos clientes

Para hacer crecer tu negocio y darle solidez es fundamental hacerte de algunas estrategias que le den visibilidad y resulten atractivas para el público. Haciéndote de estos 10 valiosos consejos  podrás asegurar una sólida cartera de buenos clientes y mira crecer tus ventas. Los 10 secretos imprescindibles para atraer buenos clientes te asegurarán un negocio próspero.

Conoce a tus clientes

Entiende que no todos los clientes son iguales. Debes tomarte el tiempo de conocer las necesidades de cada potencial cliente. En la medida que construyas el perfil de los clientes que quieres atraer, más fácil será proyectar tus productos y servicios en función de las particularidades de ese grupo especial de gente.

En la variedad está el gusto

Piensa en la diversificación de tu negocio. Muchos potenciales clientes pueden ser dubitativos y no estar claros en lo que buscan o requieren. Por ello mientras más variada sea la oferta que propongas mayor rango de captación tendrás.

Destaca sobre la competencia

No seas uno más del montón. Céntrate en cada comprador para así ofrecer la asesoría especializada que dará solución efectiva a las necesidades individuales. No ofrezcas más de lo mismo con una atención genérica e insuficiente.

Atraer buenos clientes

Mantente en constante evaluación

Aprende de los errores y mejórate progresivamente. Conviene llevar un registro de ventas activo, tomando en cuenta las quejas, reclamos y comentarios que sirvan de recomendación para mejor la oferta de servicio.

Transforma a tus compradores en clientes

Un comprador puede ser un simple visitante ocasional de tu negocio. Proyéctate a captar compradores que se conviertan en clientes fieles y recurrentes. Tómate el tiempo de conversar con ellos para descubrir sus intereses y patrones de consumo.

Catapulta el consumo

Conociendo a tus clientes podrás enfocar tus ofertas en aumentar sus consumos partiendo de los datos recolectados en torno a sus gustos y expectativas.

Más qué clientes, hazlos fanáticos

Lleva la satisfacción de tus clientes a otro nivel y que con esto no sólo quieran volver una y otra vez sino que te den referidos. Para ello dedícate a descubrir a fondo más que sus necesidades, sus deseos, dándoles justo el servicio o producto que quieren sin siquiera pedirlo.

La tecnología, tu mejor aliado

Aprovecha el boom de las redes sociales para catapultarte como negocio de gran atractivo. No sólo atraes potenciales clientes sino que puedes aprovechar la retroalimentación para recolectar datos de interés que sirvan para impulsar tu desarrollo.

Clientes rentables

Más que en volumen de clientes, enfócate en clientes que generen ventas. Serán flexibles y tomarán en cuenta tu esfuerzo. Podrás hacer tu trabajo sin ningún inconveniente. No te concentres en los que te hacen perder tiempo y dinero, a esos déjalos ir.

Contacto perdurable

Perfila a los buenos clientes y mantén el interés activo en ellos. Verifica que todo marche bien aún luego de hecha ya la compra y cerciórate de la satisfacción del cliente en todo momento. La atención es clave para ganarse una buena recomendación.