Las llamadas por teléfono son una de las técnicas utilizadas por los comerciantes desde hace muchísimos años. A través de estas, puedes conseguir que tu negocio y lo que ofreces, sea conocido por otras personas, destacando aquellas que potencialmente puedan requerir de los bienes o servicios que tu empresa les pueda brindar. Las ventas realizadas por vía telefónica son todo un arte, y es por ello que si quieres saber un poco más sobre cómo vender por teléfono, ¡sigue leyendo!

Para tener en cuenta

Durante una llamada telefónica, debes estar consciente de que lo único que la persona puede percibir de ti, más allá de tus palabras, es tu tono de voz. Piensa que, durante ese contacto entre el individuo que contactas y tú, ninguno puede comunicarse visualmente, y tampoco físicamente. Debes ser realmente expresivo sólo con tu voz. Los fundamentos concerniente al habla, son de los más importantes para saber las mejores técnicas para vender por teléfono.

Como hables será el único recurso que tendrás, aparte de tus argumentos y conocimientos sobre tu empresa y los productos o servicios que ofrecen. Debes tener un léxico adecuado para que el futuro cliente haga una mejor conexión con lo que se le está informando. Si mantienes este hecho presente, tus posibilidades de tener una llamada agradable con el receptor aumentarán, y la probabilidad de que finalmente agendes una cita con él, también crecerán.

 Cómo vender por teléfono: 10 tips imperdibles

  1. Investiga muy bien todo lo concerniente a tu empresa y, con mucha más lupa aún, los productos o bienes que ofrecerás en la llamada. Es importante que tengas en tu conocimiento las características del producto y sus utilidades. Al momento de buscar la cartera de clientes con los que te contactarás, tendrás cómo relacionarte de mejor manera. ¡Lee el siguiente punto y entérate de más consejos sobre cómo vender por teléfono!
  2. Mientras más sepas sobre tus clientes y sus necesidades, mejor, puesto que así podrás crear de forma más sencilla una conexión entre el usuario y tu empresa. Hazle sentir que lo que le ofreces está pensado para él, y que puedes ayudarle a conseguir grandes beneficios gracias a ello. Si no conoces a tu cliente, no te preocupes demasiado, a veces debemos trabajar con lo que tenemos e improvisar un poco.
  3. Prepara, para tu uso propio, una especie de “guía” que te pueda ayudar a resolver y responder casi cualquier duda que tus clientes o tú mismo(a) tengan. Hazte todas las preguntas posibles que se te ocurran, e investiga muy bien para que la respuesta que ofrezcas sea concisa y concreta. De esa manera, el cliente podrá entender mejor lo que le dices, y tú también comprenderás más el negocio del que le hablas, además de ayudarte inmensamente si logras coordinar una cita.
  4. Arregla un saludo formal pero agradable. Inicia ofreciendo los buenos días/tardes/noches, y luego agregando el nombre del usuario con quien te contactarás. Si no conoces al cliente, de manera cordial pregunta su nombre. Utiliza un tono de voz ameno y sincero.
  5. Luego del saludo, di tu nombre y luego preséntate dando a conocer cuál es la organización para la cual trabajas, de forma que la persona pueda inmediatamente saber de parte de quién viene la llamada. Es importante que le transmitas confianza a la persona que te escucha; es un tema muy importante, ya que sin ella, la llamada no fluirá en lo absoluto, y no lograrás ni de cerca cualquier meta de las que tenías al contactarte con él.
  6. Seguido del saludo, haz un comentario inteligente, mencionando alguna frase al estilo de “nuestra empresa puede ayudar a negocios como el suyo a crecer financieramente”. De la misma manera, no digas desde un inicio los productos, bienes o servicios que ofrecen, porque así, crearás cierta “intriga” en el cliente y evitarás respuestas como “ya tenemos ese producto” o “ya disponemos de un servicio así” que radicalmente terminarán la llamada.

Durante la llamada, no expliques todo por completo: deja información para la cita que coordinarás cuando el cliente se interese en el producto.

Cómo vender por teléfono

  1. Piensa en el hecho de que tú estás representando a tu empresa, por lo que debes ser atento, pues la impresión que se lleven de ti, será la que se lleven de la compañía a la que perteneces. Asimismo, ten en cuenta que puede que la persona tenga algún tipo de actitud hostil frente al llamado que está recibiendo. Sin embargo, siempre debes ser amable con él, sin importar si no es un trato recíproco.

Por otro lado, debes estar preparado también para un rechazo definitivo a cualquier propuesta que hagas. Solo ten paciencia, sé amable, y sigue todos estos consejos.

  1. Sé siempre agradecido con el tiempo que el receptor está invirtiendo en la llamada. De igual forma, ten mucho cuidado con las cosas que dices: haz preguntas cuyas respuestas, por lo general, sean un “sí”. Así, evitarás que, con la aparición de una negativa, también aparezca el final de la llamada. Capta también la atención del usuario haciendo que tu negocio se escuche interesante; busca generarle curiosidad, de manera que logres prolongar la llamada y aumentes las probabilidades de conseguir una cita.
  2. Evita hacer preguntas que incluyan un “no”. Por ejemplo: “¿no puede ver el producto hoy a la tarde?”. En su lugar, haz preguntas con las que tú mismo marques las pautas, esquivando cabos sueltos que den paso a un desvío. Por ejemplo, puedes decir: “¿puede venir hoy a las 3:15 a ver producto, o mañana a las 4:35?”. Así la persona no tendrá que pensar demasiado en una respuesta.

Ten en cuenta que las horas pico como 4:15, 11:35 harán ver que valoras el tiempo y eres puntual. Evita los “en punto”.

  1. Antes de colgar, repite varias veces la locación y hora del encuentro, de forma que la persona recuerde fácilmente el compromiso. Menciónale también que lo estarás esperando muy puntualmente, para que sienta la “responsabilidad” de acudir.

Durante la llamada, menciona su nombre y tu nombre muchas veces, creando cierto “vínculo” entre ambos que genere cercanía y le haga más fácil recordar lo dicho. Luego de la llamada, escríbele nuevamente la dirección, y llámale minutos antes del encuentro para confirmar su asistencia.